martes, 5 de junio de 2012

Gestión del talento y conocimiento colectivo en las AAPP

Hace unos días, acompañé a  mi hijo adolescente a realizar un examen en la facultad de matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid.

La prueba en sí forma parte de un programa denominado EsTalMat promovido por la Real Academia de Ciencias en colaboración con la fundación Vodafone.

EsTalMat es la abreviatura de Estímulo del Talento Matemático. El objetivo del proyecto esdetectar, orientar y estimular de manera continuada el talento matemático entre los estudiantes. Aquellos estudiantes seleccionados entran a formar parte de un programa de actividades - principalmente clases - para desarrollar sus aptitudes matemáticas.

Aparte del interés personal que me ha suscitado la iniciativa, me parece un claro ejemplo a seguir por parte de nuestras administraciones públicas. Me gustaría reseñar alguno de los aciertos del programa y de la actitud de la universidad, de los que podríamos sacar consecuencias para  nuestras organizaciones:
En primer lugar, el programa se basa en el  reconocimiento de que el mayor activo que tenemos en las organizaciones son las personas, máxime en una sociedad en la que los trabajos tienen cada vez más que ver con el conocimiento.

En segundo lugar, reconoce que el talento no llega espontáneamente, ni se mantiene en las organizaciones sin intervención alguna. El talento hay que gestionarlo  (Para más información ver ¿Qué tecnología durará 100 años?).

¿Cómo se gestiona el talento?

De una manera muy simplista, teniendo en cuenta que es necesario realizar de una manera estructurada y continuada en el tiempo las siguientes actividades:

  • Captación: En este sentido, la universidad sale a buscar el talento y no con una visión cortoplacista, sino invirtiendo para el futuro.

    De igual manera, nuestras organizaciones del sector público deben pensar en atraer los mejores profesionales, tanto de otras unidades de las AAPP como del sector privado.
  • Potenciación: Estímulo constante, formación adecuada, incentivación, coaching, promoción de  carrera profesional...

    Se podría escribir un libro para cada iniciativa, pero todo se resume en valorar a cada persona y actuar en consecuencia con profesionalidad.
  • Retención: En los cursos de venta estratégica enseñan a los empleados con funciones comerciales o de consultoría que cuesta tres veces más captar un nuevo cliente que mantener uno de los clientes actuales.

    De la misma manera es mucho menos costoso e inteligente mantener al empleado que captar otro profesional e integrarlo en la organización.
En tercer lugar, es de elogiar el apoyo decidido a la idea de  "Open Innovation" o Innovación abierta que es una estrategia de innovación, apuntada por primera vez por el profesor Henry Chesbrough, en la que la organización combina el conocimiento interno con el conocimiento externo para impulsar sus actividades de innovación y encontrar soluciones a sus necesidades y problemas. 

Para ilustrar esta confianza de la universidad en el conocimiento colectivo basta fijarse en un detalle: Entre los problemas planteados a los alumnos (de 12 y 13 años) se incluyen problemas abiertos, esto es, problemas para los que la comunidad científica aún no ha encontrado solución, con la esperanza de que la diversidad vaya en favor de encontrar un camino hacia la deseada respuesta.

 Llegado a este punto, cada uno podemos reflexionar sobre nuestra propia organización y preguntarnos:

          ¿Realmente consideramos a las personas como nuestro activo más importante?
          ¿Qué hacemos para incorporar, potenciar y retener el talento?
         ¿Fomentamos la innovación y el conocimiento colectivo?

Lo importante no son las respuestas que encontremos, sino lo que hagamos con ellas.




Artículos relacionados: ¿Qué tecnología durará 100 años?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué "soplo de aire fresco" oir términos como open innovation, gestión/retención del talento, coaching... aplicado a las administraciones públicas.

Son temas que realmente me motivan, pero cuando hablo de ellos con los compañeros salvo pocas honrosas excepciones, me miran como a un perro verde.

Así que muchas gracias por compartir estos comentarios.
@sdzafra

Andres Pastor dijo...

Gracias a tí Socorro por tu comentario.

Te entiendo perfectamente cuando dices que te miran como un perro verde cuando hablas de estos temas con algunos compañeros.

Yo tengo la sensación de que a veces hablo en otra frecuencia que los demás no pueden captar.

Pero no pierdo la esperanza...

Un Saludo,

Andrés Pastor

Publicar un comentario en la entrada

Agradecemos tu comentario