martes, 10 de enero de 2012

Consecuencias de los recortes TIC en la AAPP

Solo diez días de 2012 y ya estamos saturados de anuncios de recortes en las Administraciones Públicas. El ciudadano de a pie  no puede entender que se hayan consentido durante años  fraudes, desfalcos, tráfico de influencia y otras actuaciones ilegales que salpican nuestros medios informativos y ahora se les pida "un esfuerzo más" para salir de esta situación, de la que no es responsable, aunque sí sufridor.

Tampoco lo entiende el funcionario, que realiza su trabajo lo mejor que puede y se ve atacado por los medios de comunicación con argumentos tendenciosos que no resisten un mínimo análisis (ej. Expansión), pero que consiguen calar en los ciudadanos que se quedan en el titular y descargan su ira y frustración en el colectivo de servidores públicos, como si tratase de un tratamiento anti-estress.

En cualquier caso,  toca apretarnos el cinturón a todos, para ahorrar los 8.900 millones de euros menos que el Ejecutivo dejará de gastar durante el próximo año. Lo que no sabemos aún es qué parte de esa reducción corresponde a los capítulos de gasto e inversión en Tecnologías de la Información y Comunicaciones.

Aunque la organización y los medios humanos y materiales pueden ser muy diferentes de una unidad TIC a otra, sí que es posible aventurar algunas consecuencias de los recortes:



  • Las AAPPs se ven empujadas hacia el Cloud Computing o los servicios gestionados.

    Las infraestructuras tecnológicas que soportan los sistemas de información de las AAPP, esto es los Centros de Procesos de datos, servidores, electrónica de red, etc,  pueden proveerse de distintas maneras. En unos casos, la Administración adquiere este equipamiento, en otros casos paga por su uso a modo de servicio. El hacerlo de una manera u otra (modelo de sourcing) depende de las posibilidades económicas y de la cultura de la organización.

    Con la reducción de los presupuestos TIC, las organizaciones tienden a alargar los periodos de vida de los equipos y a demorar su renovación. Una organización requiere invertir al menos un 20% del coste de sus infraestructuras en renovación de equipos, completando un ciclo de amortización de 5 años.

    Recortes crecientes en años sucesivos provocan que al cabo de 2 ó 3 años sin acometer estas renovaciones no sea posible disponer ya de  presupuesto para hacerse cargo de la infraestructura con medios propios.

    La única posibilidad que queda al gestor es proveer la infraestructura por medio de un contrato de servicios, esto es, un proveedor ofrece el equipamiento, su operación y mantenimiento en modo gestionado durante 4 años, periodo en el que puede amortizar la inversión inicial de equipamiento.

    En este caso, el modelo de sourcing adoptado viene impuesto por las limitaciones del presupuesto, no por las bondades del modelo o por convencimiento del gestor, como debiera ser. 
      

  • Fuga de Cerebros (III?):

    Las unidades TIC de la Administración tienen diferentes condiciones y oportunidades para el personal que en ellas trabaja. Todos los profesionales de las TIC del sector público conoce cuáles son los organismos de la AGE o de las CCAA y EELL en las que se pagan los mejores sueldos.

    Las Relaciones de puestos de trabajo (RPTs) de la Administración se dotan de más o menos puestos de trabajo con mejores o peores condiciones económicas (i.e. complemento específicos, productividades, etc) en función de criterios nada homogéneos.
    Esta situación da lugar a inconsistencias, como el distinto rango de las unidades informáticas (Subdirección o Dirección General) en función del departamento al que pertenezcan, a disparidades en la dotación de  niveles en organismos con competencias similares y , en definitiva, a desigualdades en el sueldo que perciben personas con el mismo nivel de responsabilidad en diferentes unidades.

    La consecuencia de esta situación es que las organizaciones con peores condiciones perderán progresivamente sus mejores profesionales a favor de las unidades TIC mejor dotadas. Hasta ahora, el daño se estaba conteniendo gracias a la incorporación de nuevos funcionarios pero, debido a la congelación de la oferta pública de empleo, los efectos se notarán a corto plazo.

  • Mayor peso del software libre.

    La falta de dotación del capítulo de inversión hará más atractivo al software libre. Si no se dispone de los créditos presupuestarios necesarios para adquirir aplicaciones software, se apostará por el software libre como única opción de poder entregar los servicios requeridos.

    En este punto, me gustaría recomendar la miniserie de artículos de Andrés Nin titulado Ideas de Gobierno electrónico para una crisis. En ella, se acuña el término Gobierno Electrónico low-cost como soluciones de Gobierno Electrónico funcionalmente suficientes apoyadas en soluciones tecnológicas gratuitas o de coste reducido ofrecidas como servicio en la red.Coincido con mi tocayo en que las AAPP deberían recurrir a soluciones de coste reducido para proveer servicios. Sin embargo, creo necesario incidir en tres aspectos:

     -Por una parte, el modelo de  software libre es, en muchos casos, un modelo de comercialización distinto al habitual. Es cierto que hay software accesible que no requiere realizar ningún pago, pero a veces es necesario pagar una suscripción en concepto de mantenimiento o si se utiliza para un entorno profesional (no personal). En todos los casos hay que evaluar estos costes y compararlos con la opción comercial.

    - La utilización de servicios gratuitos ofrecidos en red suele basarse en la publicidad. El que las AAPP utilicen dichos servicios implica que indirectamente los ciudadanos deban consumir publicidad para acceder a los servicios.

    - La Administración tiene que dar servicios fiables y de manera continuada. Es necesario evaluar el riesgo de apoyar ciertos servicios públicos en servicios gratuitos sobre los que no hay un compromiso de continuidad por parte del  proveedor. Por poner un ejemplo, recientemente Google decidió eliminar algunas webs alojadas en su servicio de Google Sites por cambio de política de la empresa.
     

  • Pérdida de peso del sector TIC.

    El peso del sector público Español viene a ser de un 46% del PIB aproximadamente. Una pequeña parte de este montante se destina a las inversiones TIC (1.500 M € AGE + 1.000 M € CCAA y EELL aproximadamente).

    Una reducción significativa de este gasto va a incidir significativamente en la eficiencia del sector público, pero también en las cuentas de resultados de muchas empresas proveedoras de equipamiento y servicios TIC. No es que la Administración sea responsable de las consecuencias de los recortes en gasto e inversiones TIC, pero es un hecho que se va a producir y que va a afectar globalmente al sector TIC Español.
    Según la OCDE en Europa el 16% del crecimiento del PIB se produce gracias a las inversiones directas TIC, cifra que crece hasta el 45% si se tiene en cuenta el progreso tecnológico y la mejora de la productividad como consecuencia de las TIC. Dicho de otra manera,  inversiones TIC generan un importante crecimiento económico.

    El recorte general de presupuestos es necesario para contener el déficit, pero no se puede realizar con tijeras, sino con un fino bisturí. Es necesario determinar qué gasto/inversión produce beneficios y cuáles no.

    Teniendo en cuenta los datos de la OCDE, no parece que las TIC deban de ser consideradas de la misma manera que otros gastos e inversiones, en lo que a recortes se refiere.
  • Más presiones desde las unidades de Gestión.

    Si tengo algo claro, es que las unidades de gestión y la propia ciudadanía van a seguir siendo exigentes con el servicio prestado. La falta de presupuesto no va a ser un eximente para el cumplimiento de las obligaciones y compromisos adquiridos.

    Tendremos que planificar más y mejor, poner toda nuestra inteligencia a favor de la consecución de los objetivos, como argumentaba en el post Hacer más con más.
    "..es necesario erradicar el concepto de las TIC como fuente de gasto y promover el aspecto de las TIC como habilitadoras de mejoras en la eficiencia de los procesos de gestión, como facilitador de cambios en tiempos de crisis y como una necesidad para la entrega de servicios a los ciudadanos.
  • Fuerte reorganización del sector público.

    Es una necesidad en tiempos de crisis: simplificar las estructuras, evitar las duplicidades, consolidar servicios, unificar departamentos...El alcance de las medidas dependerá de la voluntad política, ya que será necesario replatentearse decisiones tomadas en el pasado que afectan a las competencias transferidas.

    En lo que refiere a las TIC, creo que se producirá una consolidación de los servicios TIC y fomento de servicios compartidos, si bien esta medida estará limitada por la disponibilidad de presupuesto para realizar las inversiones necesarias.

  • Mejora de los servicios públicos.

    Más que una previsión, es un deseo. Dicen que la necesidad es la madre de la invención  y lo que es seguro es que estos tiempos nos van a poner a prueba. Deberíamos aprovechar estos tiempos para optimizar los procedimientos, mejorar en la eficiencia y salir reforzados de la crisis. El tiempo nos dirá si lo hemos conseguido....

Anexo:

Disminución de presupuesto por Departamento/Área (en millones de Euros)


AreaRecorte (M €)
Fomento1.612
Industria, Energía y Turismo1.091
Economía1.083
Exteriores1.016
Entes Territoriales1.040
Sanidad409
Educación485
Empleo y Seguridad Social439
Presidencia19,6
Justicia48
Interior163

8 comentarios:

Andres Nin dijo...

Estoy relativamente de acuerdo contigo, aunque si en lo principal, que cuando llegue el bisturi nadie va a andarse con finezas.

En el tema de la nube, sinceramente creo que se está cayendo una vez más en esos hype que tanto nos gustan a los tecnólogos. Ciertamente tiene ventajas, principalmente la agilidad en la provisión de servicios, pero eso sólo lo veo posible con mucho rodaje. Si lo que se busca es un ahorro rápido, no creo que la nube sea el camino. Dejo para la meditación un enlace que he twiteado hoy, y que refleja esos "pequeños" detalles en los que no caen los que hablan los fenomenales ahorros de la nube. La nube no van a suponer ahorros, sino una manera de usar las TIC que se adapta mejor a la rapidez que reflejos que se nos demanda (http://gigaom.com/cloud/cloud-is-complex-deal-with-it/)

Lo de la fuga de cerebros no lo veo. Los movimientos entre unidades se están poniendo difíciles, y se van a poner más. Por ejemplo, en UK en su estrategia TIC contemplan que un responsable de proyecto no puede irse hasta finalizada su ejecución. Además, de igual modo que han cerrado la OPE por decreto pueden cerrar la movilidad por decreto, a mi lo segundo me parece una consecuencia lógica de lo primero.

Respecto a cuál es el volumen gasto TIC de las AAPP es la pregunta del millón. Mis estimaciones andan muy por encima de los datos que das, basado en el informe ONTSI de volumen de negocio del sector TIC (ver http://apunteselectronicos.blogspot.com/2011/10/puede-morir-de-exito-el-egov-ii.html). Lo que es indudable, es que el año 2010 hubo ya un recorte considerable, y sumado al de 2011, significa que los dos principales motores del sector (bancos y aapp) se gan parado. El color del sector empieza a teñirse de oscuro.

efuncionario.com dijo...

Magnifico análisis, Andrés. Has tocado una serie de puntos claves, que son todos importantes. Comentaré algunos de ellos.

En cuanto al paso al modelo de servicios cloud, es obviamente una posibilidad, pero que no es tan fácil, pues precisa la existencia de una serie de sistemas y aplicaciones suficientemente evolucionados, consolidados y adaptados al modelo de servicios. Y muchos de los sistemas actuales de las AAPP no lo están. Pasar al Cloud un servicio o aplicacion en estas condiciones puede suponer un gran fracaso.

Así que aqui mi consejo sería no saltarse pasos, consolidar primero, factorizar después, industrializar los servicios TI y por último pasar a Cloud.


En cuanto al software libre, se tiende a maximizar sus virtudes exhibiendo el ahorro en licencias, pero ocultando los costes reales, que generalmente suponen un traslado de importes del capítulo 6 al capítulo 2. Es decir, con la adquisición de licencias (cap.6) se incluian los servicios de mantenimiento y soporte. Ahora no se pagan licencias, pero el soporte y mantenimiento sigue siendo necesario, y como se trata de servicios, hay que contratarlos por capítulo 2. O no contratarlos, con lo que el funcionamiento y el servicio se verá afectado con seguridad.

Y no olvidemos que tecnológicamente el software abierto no garantiza necesariamente la independencia frente a los fabricantes, en el nivel profesional la utilizacion de una determinada DISTRO te puede atar a un determinado fabricante que es el único que te presta soporte.

Así que lo que creo que hay que hacer es dejarse de dogmas de fe y hacer análisis serios de TCO, comparando todas las opciones, y tras ello tomar la decisión apropiada en cada caso.

En estos dos aspectos concretos se ve con claridad que no se trata tanto de recortar a ciegas sino de hacerlo con inteligencia, determinando que cosas son necesarias y cuales no, y aplicando la factorizacion allí donde se pueda.

Es cierto el valor potenciador de las TIC, tanto internamente en la Administracion como en el tejido empresarial que la rodea. Ello hace que sea aun mas importante aplicar las posibles medidas con cuidado y de forma inteligente. Y para eso hacen falta los mejores profesionales, de los que la Administracion tiene unos cuantos.

Algunas de las medidas, como comentas, precisarán de una fuerte reorganización, orientada precisamente a la consolidacion y creacion de servicios comunes. Esta es una vieja aspiración que siempre hemos defendido. Si no se ha avanzado mucho hasta ahora es precisamente porque no es facil, hace falta voluntad politica decidida y perseverancia. Desde luego no se logrará en una legislatura. Así que estamos esperando a que por fin se vean signos claros en ese sentido.

Terminas deseando que las cosas vayan a mejor. Yo también, sinceramente lo deseo. Pero para conseguir fuelle, sería bueno que no hubiese que esperar mucho a que se vean al menos los primeros síntomas de un cambio de rumbo en la dirección correcta.

Esperemos que artículos como el tuyo hagan pensar a aquellos que toman las decisiones.

Andres Pastor dijo...

Respuesta a Andrés Nin:

Andrés, Gracias por tus comentarios.

Respecto al Cloud computing, estoy totalmente de acuerdo contigo. En el sector TIC-AAPP tenemos la mala costumbre de arrimarnos a los hype o tendencias-estrella del momento, llamense Cloud, SOA, BPM o lo que toque. No digo que estas disciplinas no tengan bondades, pero lo que percibo siempre es que hay una parte del sector que se apunta a estas modas (auspiciadas por las compañías del sector, claro) y reviste del paradigma de turno todo lo que su unidad hace. Es parte del juego mediático.Nuestra misión com TIC es separar la paja del trigo y ver qué parte de cada disciplina es aprovechable para nuestros propósitos.

En cualquier caso, no quería sugerir que el Cloud Computing vaya a ser la salvación ante la crisis. Lo que quiero indicar es que recortes continuados en los presupuestos TIC nos pueden impedir cumplir los ciclos de renovación del equipamiento de forma que llegue un punto en el que la inversión para corregir esta situación se haga inviable. En ese caso solo vamos a tener la opción de renunciar a mantener la propiedad de las infraestructuras y contratar servicios gestionados y/o servicios Cloud, independientemente de si son adecuados para su propósitos y/o si se incurren en costes adicionales.

Respecto el tema de la fuga de cerebros entre organismos es algo que ya se está produciendo, lo que ocurre es que es más evidente en los organismos "donantes" que en los "receptores".

Tomar alguna medida como la que apuntas de UK puede mejorar la situación o al menos paliar alguno de sus efectos.

Respecto al gasto TIC en las AAPP puede que haya una discrepancia en las cifras, auque lo que importa ahora es el porcentaje de reducción del presupuesto que, como dices, lleva ya dos años menguando y las medidas que puedan tomarse para evitar alcanzar un nivel de reducción que afecte a las condiciones del servicio que prestamos.

Un Saludo

Andres Pastor dijo...

Respuesta a efuncionario.com

Felix, de nuevo gracias por tus comentarios.

Respecto al Cloud computing, como le respondía a Andrés Nin, mantengo una actitud de cierto excepticismo. No es oro todo lo que reluce y al final es necesario extraer las bondades de cada modelo y ver qué beneficios pueden obtenerse de un determinado paradigma, sin olvidar que los aspectos organizativos y de gestión del cambio suelen ser más críticos que los tecnológicos.

Estoy totalmente de acuerdo con tus observaciones sobre el software libre. Además extendería tu recomendación a todos los ámbitos: analizar, analizar y analizar: Hacer los estudios necesarios, calcular el coste total de propiedad (TCO) y decidir de manera justificada en función de los resultados.

A veces no es fácil, porque ya hay una cultura en cada organización a favor o en contra del software libre o porque ya se dispone de un software de base normalizado, pero estos no son más que parámetros de la ecuación para tomar una decisión final.

Seguiremos esperando nombramientos y cambios para ver si se emprende el camino de la reorganización, racionalización y consolidación de servicios para alcanzar una mayor eficiencia, necesaria en estos tiempos de limitaciones presupuestarias.

Mientras tanto.. Paciencia y Esperanza :-)

Un abrazo

José López Ponce dijo...

Andrés,
Con relación al análisis que realizas, el cual lo encuentro muy interesante por los temas que tocas, me gustaría añadir algunos aspectos.

Coincido con Andrés Nin que el volumen de gasto para el conjunto de las AA.PP. es muy superior al que mencionas y los recortes ya están afectando al sector TIC de forma muy directa.

Una migración al Cloud Computing es una opción a muy largo plazo, que va a requerir la adaptación de muchos sistemas y aplicaciones con la inversión adicional que representa. Sin embargo no descarto que a medio plazo se imponga la opción del outsourcing acompañada de una reducción de los capítulos 1 y 6. Es decir, personal e inversiones. Con el bisturí nadie se está andando con finezas. Como remarca Nin.

Sobre el posible mayor peso del software libre, al margen de algunas iniciativas exitosas, además de las consideraciones que planteas, el ahorro que conlleva la utilización de productos sin licencias o los servicios gratuitos incrementa el gasto de servicios externos y, posiblemente el incremento del personal en plantilla para soporte y mantenimiento. Algo inviable con los recortes de personal en este momento.

Sin embargo, los ajustes actuales no dejan de ser una oportunidad para racionalizar y mejorar los usos de las TICs en las AA.PP. Sobre todo en las CC.AA. y los Entes locales. No es concebible que, por ejemplo, que cada Comunidad haya optado por el desarrollo o compra de un Sistema de Información de Salud distinto, con importantes inversiones en cada uno de ellos, y se tengan que desarrollar, a nivel de la AGE, plataformas de interoperabilidad complejas para acceder y compartir historias clínicas o recetas electrónicas.

En las AA.PP ha habido en el ámbito de las TICs, como en otros ámbitos, mucho gasto e inversiones digno de figurar en el amplio catálogo de nuestro particular Celtiberia Show de los despilfarros, prevaricaciones y otras corrupciones. Es posible que esta crisis sea una oportunidad para optimizar los procedimientos y mejorar en la eficiencia.

Andres Pastor dijo...

Hola José, gracias por las reflexiones que aportas.

Estoy viendo en distintas fuentes el gasto presumido a las AAPP para afinazar las cifras. En cualquier caso, es un montante nada despreciable, tanto para las AAPP como para el Sector TIC.

Me alegra de que haya cierto consenso respecto a que el software puede ser libre, pero no gratis.

Era un tema que me preocupaba en las ocasiones en las que he formado parte de algún tribunal de oposiciones: La mayor parte de los candidatos optaban por una solución basada en software libre sin ninguna justificación ni análisis del impacto, repitiendo como si de una consigna mágica se tratase LAMP, Drupal, OpenCMS, (+intranet administrativa, sicres, ...)etc como si cada vez que mencionaran una pieza del puzzle, obtuvieran un punto más....

Respecto a la situación de las CCAA y EELL no los conozco en la actualidad, aunque sí que trabajé en proyectos en la empresa privada en los que los clientes eran ayuntamientos y Diputaciones.

Ahora la situación se ha agravado por las transferencias. Lo que antes se hacía de manera centralizada (i.e. un único sistema informático) ahora se repite en distintas versiones para cada una de las CCAA, que luego tiene que integrarse con un sistema central en el que se recogen estadíticas o se prestan servicios comunes.

El antiguo INEM (SPEE), Sanidad, Educación... son ejemplos claros de problemas de interoperabilidad (técnica y organizativa) con los añadidos de los recelos que puedan existir entre organismos de signo político diferente.

Todo ello, no contribuye, sino que dificulta para que el ciudadano tenga servicios públicos universales y homoéneos en el territorio Español.

Mientras impere la ley de la diferenciación forzada* (sea linguística, Administrativa, cultural o de cualquier otro tipo) para acotar el territorio de poder político, va a ser difícil derrumbar esta Torre de Babel que solo beneficia a las empresas del sector, que tienen más negocio potencial.


Respecto a la posibilidad de que la crisis sea un acicate para la mejora, dependerá de las personas trabajadoras y honradas que tendrán un papel importante que jugar, sobretodo el de huir de las tibiezas y el conformismo y pelear por que las cosas se hagan bien.

Aquellos que no lo son, no se dejarán influir por que estemos en crisis para limitar sus despilfarros y corruptelas, seguro.

(*) Con todo respeto a las las diferencias reales entre personas de distintas comunidades y pueblos, diferencias que existen y deben ser atendidas.

Juan Torres dijo...

Mi opinion sobre las consecuencias mencionadas en el articulo:

1º.- Las AAPPs se ven empujadas hacia el Cloud Computing o los servicios gestionados

Esa era una tendencia que ya existía antes de la crisis y los recortes, ahora será más pronunciada. Mi temor es que se obvien las cuestiones de seguridad y la protección de datos personales primando solo la disminución de costes.

2º.- Fuga de Cerebros

No estoy del todo de acuerdo con ello. En los momentos de bonanza la empresa privada podía ser tan atractiva como la AAPP para los "cerebros TIC", pero ahora mismo no lo es. Por tanto la poca oferta de empleo público que exista tendrá mucha más demanda. Por otro lado es verdad que puede haber un traspaso a unidades mejor pagadas pero esos traslados serán cada vez más dificiles o imposibles, para mantener los objetivos de reduccion de costes laborales.

3º.- Mayor peso del software libre

En este punto ya se estaba avanzando y es probable que la intención de reducir costes facilite el que los responsables TIC convenzan a sus superiores de la necesidad de uso de Software Libre por el ahorro en licencias. Pero no os preocupeis que las grandes compañías de SW siguen teniendo sus contactos al más alto nivel (mucho mejores que los del software libre), por lo que seguirán consiguiendo sus licitaciones. Además hay que tener en cuenta otra opción, el uso de software ilegal que seguro que tambien aumenta.

4º.- Pérdida de peso del sector TIC

¿Puede perder más peso aún?

5º.- Más presiones desde las unidades de Gestión

Esto es seguro, se pedirá hacer más con menos personal y menos recursos. No se querran pagar licencias y se exigirá que se busquen alternativas gratis (libres o pirateadas) bajo la responsabilidad del informatico de turno. Sin ofrecer formación ni nada parecido.

6º.- Fuerte reorganización del sector público

Más alla de bajarle el sueldo a los trabajadores y recortar el poco presupuesto del que se disponía no confiaría mucho en reorganizaciones.

7º.- Mejora de los servicios públicos

Comparto este deseo con el autor del atículo aunque no confío en ello, los recortes solo van a provocar un empeoramiento de los servicios prestados acompañados de precariedad laboral y salarial.


Juan Torres Ibañez
Ingeniero en Informática

Andres Pastor dijo...

Muchas gracias por tu punto de vista Juan, muy interesantes tus comentarios.

Estaba releyendo el post y los comentarios porque está escrito en Enero de este año, antes de la mayor parte de los recortes y, desgraciadamente aún no preveíamos el impacto de la crisis en toda su magnitud.

Me sigue extrañando en parte que no se busquen soluciones a la crisis apoyándose en el efecto tractor de las Tic, no solo en la AAPP, si o en el resto de los sectores. sí que creo que las Tic pueden ayudar tanto en la mejora de los servicios actuales como en crear nuevas formas de ofrecer productos ny servicios a ciudadanos o consumidores.

Otro tema es la forma de provisionales. En mi opinión, el Cloud no está maduro, salvo en algunas soluciones SaaS. El problema es que empresas y consultoras nos lo venden hasta la saciedad, creando unas expectativas difíciles de satisfacer en realidad. Esto no quita con que en muchas organizaciones se fuerza la máquina hacia este tipo de soluciones sin haber realizado un estudio previo para conocer el grado de adecuación a sus necesidades.

Mucho nos queda por ver todavía en la AAPP respecto a las TIC. Creo que se van a tomar muchas decisiones en los próximos meses y algo tenemos que hacer para que se tomen en el sentido adecuado.

Me preocupa en particular la creciente externa,ilación de servicios, la colaboración publico privada como panacea y madre de todas las soluciones a los problemas de falta de dinero para la inversión TIC y, en general, el que no se tenga en cuenta la opinión de los profesionales de las Tic en la toma de decisiones.

Esperemos que seamos encontrar el camino más adecuado.

Un saludo,

Andrés

Publicar un comentario en la entrada

Agradecemos tu comentario